Tras los libros, los pasos : tras el éxito de la propuesta de intervención lectora en los espacios urbanos, proponemos una nueva variante. Los clubes tendrán que medir la distancia en pasos que separan (en este caso unen) las distintas dependencias o lugares de lectura que utilizan. Desde la organización les harán llegar una plantilla, con la que tendrán que dejar la huella  impresa que mediante los pasos une los libros.